Skip to content

¿Deuda Vodafone prescribe? Todo lo que debes saber, informate de tus derechos

4

Si eres uno de los miles de usuarios que ha tenido problemas con Vodafone y te han reclamado una deuda que no reconoces o que crees que ya ha caducado, este artículo te interesa. Vamos a resolver todas tus dudas sobre cuándo prescribe una deuda con Vodafone y qué puedes hacer para defenderte de sus prácticas abusivas.

¿Qué es una deuda con Vodafone?

Una deuda con Vodafone es el importe que la compañía telefónica te reclama por el incumplimiento de algún contrato o servicio que hayas contratado con ellos. Por ejemplo, si te das de baja antes de finalizar el periodo de permanencia, si no devuelves el router o el móvil que te han prestado, si no pagas alguna factura o si te cobran de más por algún concepto.

Estas deudas pueden ser legítimas o ilegítimas, dependiendo de si se ajustan a lo que has firmado o no. En cualquier caso, Vodafone tiene derecho a reclamarte el pago de lo que le debes, pero también tiene la obligación de respetar tus derechos como consumidor y de cumplir con la ley.

¿Cómo reclama Vodafone las deudas?

Vodafone suele reclamar las deudas de dos formas:

  • A través de su propio departamento de cobros, que te enviará cartas, correos electrónicos o mensajes de texto recordándote que tienes una deuda pendiente y que debes pagarla lo antes posible. También puede llamarte por teléfono para presionarte o negociar el pago.
  • A través de empresas externas de recobro, que son las encargadas de gestionar las deudas impagadas de Vodafone. Estas empresas suelen ser más agresivas y amenazantes, y pueden llegar a acosarte con llamadas constantes, mensajes intimidatorios o incluso visitas a tu domicilio.

En ambos casos, el objetivo es que pagues la deuda cuanto antes, ya sea de forma íntegra o fraccionada. Sin embargo, debes saber que no siempre tienes que pagar lo que te reclaman, ya que puede haber errores, fraudes o prescripciones que invaliden la deuda.

¿Cuándo prescribe una deuda con Vodafone?

Una deuda con Vodafone prescribe cuando pasa un tiempo determinado sin que la compañía haya ejercido ninguna acción judicial para reclamarla. Es decir, si Vodafone no te ha demandado ante un juez por la deuda que te reclama, esta deuda puede caducar y dejar de ser exigible.

El plazo de prescripción de las deudas con Vodafone depende del tipo de deuda que se trate. Según el [Código Civil], hay dos plazos posibles:

  • Cinco años, para las deudas derivadas de contratos de servicios, como las facturas impagadas, las penalizaciones por permanencia o los cargos por baja anticipada. Este plazo se aplica desde el 7 de octubre de 2015, cuando entró en vigor la reforma del Código Civil que redujo el plazo de 15 a 5 años. Para las deudas anteriores a esa fecha, se aplica un plazo transitorio que puede variar según el caso.
  • Tres años, para las deudas derivadas de obligaciones extracontractuales, como los daños y perjuicios causados por el incumplimiento de un contrato. Este plazo se aplica desde el 1 de enero de 2002, cuando entró en vigor el nuevo Código Civil.

Para que una deuda prescriba, es necesario que no haya habido ninguna interrupción del plazo. Esto significa que Vodafone no te haya notificado la deuda de forma fehaciente (por ejemplo, mediante un burofax) o que no haya iniciado ninguna acción judicial contra ti. Si esto ocurre, el plazo se reinicia y empieza a contar de nuevo desde cero.

¿Cómo saber si mi deuda con Vodafone ha prescrito?

Para saber si tu deuda con Vodafone ha prescrito, debes tener en cuenta lo siguiente:

  • La fecha en la que se originó la deuda. Por ejemplo, la fecha de la factura impagada, la fecha de la baja del servicio o la fecha del cargo indebido.
  • El tipo de deuda que se trata. Por ejemplo, si es una deuda contractual o extracontractual.
  • El plazo de prescripción que le corresponde. Por ejemplo, si es de 5 o 3 años, según el caso.
  • La existencia o no de interrupciones del plazo. Por ejemplo, si Vodafone te ha enviado algún requerimiento de pago o si te ha demandado judicialmente.

Con estos datos, puedes calcular si tu deuda con Vodafone ha prescrito o no. Por ejemplo, si te reclaman una factura impagada de noviembre de 2018 y no te han notificado nada desde entonces, tu deuda habría prescrito en noviembre de 2023, al cumplirse los 5 años. Sin embargo, si te reclaman una penalización por permanencia de junio de 2017 y te enviaron un burofax en diciembre de 2019, tu deuda no habría prescrito, ya que el plazo se interrumpió y se reinició en esa fecha.

¿Qué hacer si Vodafone me reclama una deuda prescrita?

Si Vodafone te reclama una deuda prescrita, tienes varias opciones para defenderte:

  • Ignorar las reclamaciones. Si estás seguro de que tu deuda ha prescrito y no quieres pagarla, puedes ignorar las llamadas, los mensajes o las cartas que te envíen. No obstante, debes saber que esto puede suponer un estrés y una molestia para ti, ya que pueden seguir insistiendo durante mucho tiempo. Además, si Vodafone decide demandarte judicialmente, tendrás que demostrar que tu deuda ha prescrito, lo que puede implicar un gasto de tiempo y dinero.
  • Alegar la prescripción. Si quieres que Vodafone deje de reclamarte la deuda, puedes alegar la prescripción de la misma. Para ello, debes enviarles un escrito en el que les indiques que tu deuda ha prescrito y que no vas a pagarla. Es conveniente que adjuntes las pruebas que lo demuestren, como las facturas, los contratos o los recibos. También es recomendable que envíes el escrito por un medio que deje constancia, como un burofax o un correo certificado. De esta forma, podrás evitar que Vodafone siga reclamándote la deuda o que te demande judicialmente.
  • Negociar el pago. Si no quieres tener problemas con Vodafone o si tienes dudas sobre la prescripción de tu deuda, puedes optar por negociar el pago de la misma. En algunos casos, Vodafone puede ofrecerte un descuento o un fraccionamiento del pago, lo que puede facilitarte el cumplimiento de tu obligación. Sin embargo, debes tener en cuenta que al negociar el pago estás reconociendo la deuda y renunciando a la prescripción, por lo que no podrás alegarla en el futuro.

¿Qué consecuencias tiene tener una deuda con Vodafone?

Tener una deuda con Vodafone puede tener varias consecuencias negativas para ti, tanto a nivel personal como profesional. Algunas de ellas son:

  • Inclusión en ficheros de morosos. Vodafone puede incluirte en ficheros de morosos, como ASNEF o RAI, si no pagas la deuda que te reclama. Esto puede afectar a tu reputación financiera y dificultarte el acceso a créditos, préstamos o servicios de otras compañías.
  • Reclamación judicial. Vodafone puede demandarte judicialmente por la deuda que te reclama, si considera que tiene pruebas suficientes para hacerlo. Esto puede suponer un problema para ti, ya que tendrás que afrontar un proceso judicial que puede ser largo y costoso. Además, si Vodafone gana el juicio, podrá embargarte tus bienes o tu nómina para cobrar la deuda, con los intereses y las costas que se hayan generado.
  • Afectación al servicio. Vodafone puede afectar al servicio que tengas contratado con ellos, si no pagas la deuda que te reclama. Por ejemplo, puede cortarte la línea, reducirte la velocidad, bloquearte el móvil o impedirte que te cambies de compañía. Esto puede perjudicar tu comunicación y tu conexión a internet.

Preguntas y respuestas

¿Puedo reclamar a Vodafone si me ha cobrado de más o me ha facturado servicios que no he contratado?

Sí, puedes reclamar a Vodafone si te ha cobrado de más o te ha facturado servicios que no has contratado. Para ello, debes seguir estos pasos:

  • Contacta con el servicio de atención al cliente de Vodafone y expón tu reclamación. Puedes hacerlo por teléfono, llamando al [22123] si eres cliente de Vodafone o al [607 123 000] si no lo eres. También puedes hacerlo por correo electrónico, enviando un mensaje a [atencionalcliente@vodafone.es] o por correo postal, enviando una carta a Vodafone España, S.A.U., Avenida de América 115, 28042 Madrid.
  • Solicita una copia del contrato que has firmado con Vodafone y de las facturas que te han cobrado. Comprueba que los datos sean correctos y que se ajusten a lo que has contratado. Si detectas algún error o fraude, reclámalo y pide que te lo corrijan o te lo devuelvan.
  • Si no recibes una respuesta satisfactoria o no te solucionan el problema, puedes presentar una reclamación ante la Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones, que es el organismo público encargado de resolver las quejas de los consumidores en este sector. Puedes hacerlo de forma online, a través de su [página web], o de forma presencial, en sus oficinas de Madrid, Barcelona o Sevilla. Debes aportar toda la documentación que acredite tu reclamación, como el contrato, las facturas, los justificantes de pago o las comunicaciones con Vodafone.
  • Si tampoco recibes una resolución favorable o no estás de acuerdo con ella, puedes acudir a la vía judicial, presentando una demanda contra Vodafone ante los tribunales. Para ello, es recomendable que cuentes con el asesoramiento de un abogado especializado en derecho de consumo, que te oriente sobre los pasos a seguir y las posibilidades de éxito.

¿Qué puedo hacer si Vodafone me ha incluido en un fichero de morosos sin motivo?

Si Vodafone te ha incluido en un fichero de morosos sin motivo, puedes ejercer tu derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición (ARCO) ante el responsable del fichero. Para ello, debes seguir estos pasos:

  • Identifica el fichero de morosos en el que te han incluido. Puedes hacerlo solicitando un informe de solvencia a alguna de las entidades que gestionan estos ficheros, como ASNEF o RAI. Estas entidades están obligadas a facilitarte esta información de forma gratuita una vez al año.
  • Contacta con el responsable del fichero y solicita que te borren de él. Puedes hacerlo por escrito, enviando una carta certificada con acuse de recibo, o por medios electrónicos, como el correo electrónico o el formulario web. Debes aportar una copia de tu DNI y explicar los motivos por los que consideras que tu inclusión en el fichero es indebida. Por ejemplo, si la deuda no existe, si está pagada, si está prescrita o si no te han notificado previamente.
  • Si no recibes una respuesta en el plazo de un mes o si la respuesta es negativa, puedes presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), que es el organismo público encargado de velar por el cumplimiento de la normativa de protección de datos. Puedes hacerlo de forma online, a través de su [página web], o de forma presencial, en sus oficinas de Madrid. Debes aportar toda la documentación que acredite tu reclamación, como el informe de solvencia, la solicitud de baja del fichero o las comunicaciones con el responsable del fichero.
  • Si tampoco recibes una resolución favorable o no estás de acuerdo con ella, puedes acudir a la vía judicial, presentando una demanda contra el responsable del fichero ante los tribunales. Para ello, es recomendable que cuentes con el asesoramiento de un abogado especializado en derecho de protección de datos, que te oriente sobre los pasos a seguir y las posibilidades de éxito.

¿Qué puedo hacer si Vodafone me ha cortado el servicio o me ha bloqueado el móvil por una deuda?

Si Vodafone te ha cortado el servicio o te ha bloqueado el móvil por una deuda, puedes hacer lo siguiente:

  • Si la deuda es legítima y quieres pagarla, puedes contactar con Vodafone y negociar el pago de la misma. En algunos casos, Vodafone puede ofrecerte un descuento o un fraccionamiento del pago, lo que puede facilitarte el cumplimiento de tu obligación. Una vez que pagues la deuda, Vodafone deberá restablecerte el servicio o desbloquearte el móvil en el plazo de 24 horas.
  • Si la deuda es ilegítima o no quieres pagarla, puedes reclamar a Vodafone por el corte del servicio o el bloqueo del móvil. Para ello, debes seguir los mismos pasos que hemos explicado en la pregunta anterior sobre cómo reclamar a Vodafone si te ha cobrado de más o te ha facturado servicios que no has contratado. Si consigues que Vodafone reconozca su error o que un organismo o un tribunal te dé la razón, Vodafone deberá restablecerte el servicio o desbloquearte el móvil sin coste alguno.

En este artículo hemos visto todo lo que debes saber sobre las deudas con Vodafone, desde cuándo prescriben hasta cómo reclamarlas. Esperamos que te haya sido útil y que hayas podido resolver tus dudas.

Si tienes alguna consulta o sugerencia, puedes dejarnos un comentario al final de este artículo o contactarnos a través de nuestra web (https://telefoniabarata.es/). Estaremos encantados de atenderte y ayudarte.

Gracias por leernos y hasta la próxima.

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Autor

4 Comentarios
  1. […] que se quieran. Sus clientes valoran positivamente su relación calidad-precio, su cobertura de Vodafone y su servicio de atención al cliente. También destacan su ventaja de acumular los gigas que no […]

  2. […] Finetwork es un operador móvil virtual que ofrece tarifas móviles baratas desde 4,90€ al mes, con llamadas ilimitadas y gigas acumulables. Además, también tiene tarifas de fibra y móvil desde 24,90€ al mes, con fibra simétrica de hasta 600 Mbps y cobertura de Vodafone. […]

  3. […] es una compañía de telefonía low cost que pertenece a Vodafone. Su filosofía es ofrecer tarifas sencillas, transparentes y personalizables, sin permanencia ni […]

  4. […] comprado un nuevo smartphone en la tienda online de Vodafone y te mueres de ganas por estrenarlo? Es normal, la espera puede ser impaciente. En este artículo te […]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.