Skip to content

Internet en Casa por 20 Euros: Las Mejores Ofertas del Momento

0

En la búsqueda de una conexión a internet para tu hogar, encontrar una opción económica y de calidad es fundamental. Si estás buscando internet por menos de 20 euros, has llegado al lugar adecuado. En este artículo, exploraremos las mejores ofertas disponibles en el mercado español para que puedas navegar sin gastar una fortuna. ¡Vamos a descubrir las opciones más asequibles!

Fibra Smart de Digi: La Más Barata

Comenzamos con la opción más económica: la Fibra Smart de Digi. Por tan solo 15 euros al mes, puedes disfrutar de una conexión de hasta 1 Gbps. Esta tarifa es ideal para quienes buscan una conexión básica sin comprometer la velocidad. Además, no tiene permanencia, lo que te brinda total libertad para cambiar si lo deseas.

Las Ofertas de Fibra Más Baratas

A continuación, presentamos otras opciones económicas para tener internet en casa:

1. Finetwork: Fibra 100 Mb por 22,90 €/mes

Finetwork ofrece una tarifa de fibra óptica de 100 Mbps a un precio muy competitivo. Aunque no incluye línea fija, su cobertura se basa en la red de Vodafone, lo que garantiza una conexión estable en la mayoría del territorio español.

2. Suop: Fibra 300 Mb por 24,89 €/mes

Si necesitas más velocidad, Suop ofrece una tarifa de 300 Mbps a un precio muy atractivo. Además, incluye línea fija con llamadas ilimitadas a fijos nacionales.

3. Excom: Fibra 1 Gbps por 20 €/mes (durante 6 meses)

Excom ofrece una oferta temporal de fibra óptica de 1 Gbps a un precio muy económico durante los primeros 6 meses. Después de este período, el precio sube a 30 €/mes.

4. Digi: Fibra Smart 500 MBps por 15 €/mes

Digi también se suma a las ofertas de fibra económica con su tarifa Fibra Smart. Por 15 €/mes, obtienes 500 MB de velocidad y llamadas ilimitadas a fijos nacionales. Digi utiliza la red de Movistar, lo que garantiza una buena cobertura en todo el país.

  • ¿Te gustaría tener la fibra más barata de España? Te revelamos cuál es la velocidad de fibra óptica más económica que puedes contratar en nuestro país y qué ventajas e inconvenientes tiene respecto a otras modalidades de conexión. La fibra óptica es la mejor opción para disfrutar de una conexión rápida, estable y segura, pero también tiene un precio más alto que el ADSL. Sin embargo, hay algunas tarifas de fibra que se ajustan a todos los bolsillos y que ofrecen una buena relación calidad-precio. Estas son algunas de las tarifas de fibra más baratas de España:
    • Fibra 100 Mb de Finetwork: por solo 20,90 €/mes (IVA incluido), puedes acceder a una conexión de fibra óptica simétrica de 100 Mb, sin permanencia si pagas la instalación, sin cuota de línea y con router WiFi gratis. Además, esta tarifa incluye un año de Amazon Prime gratis, lo que supone un ahorro de 36 euros al año.
    • Fibra 300 Mb de Lowi: por solo 24,95 €/mes (IVA incluido), puedes disfrutar de una conexión de fibra óptica simétrica de 300 Mb, sin permanencia si pagas el router por 30€, sin cuota de línea y con router WiFi gratis. Además, esta tarifa tiene la ventaja de que puedes acumular los datos que no consumas de tu móvil para el mes siguiente.
    • Fibra 500 Mb de MásMóvil: por solo 24,99 €/mes (IVA incluido), puedes contratar una conexión de fibra óptica simétrica de 500 Mb, con 12 meses de permanencia, con cuota de línea incluida y con router WiFi gratis. Además, esta tarifa tiene la ventaja de que puedes disfrutar de 3 meses gratis de DAZN, la plataforma de streaming deportivo.
  • ¿Quieres disfrutar del mejor WiFi de España? Te ayudamos a mejorar la calidad de tu conexión inalámbrica con algunos trucos y recomendaciones para optimizar tu router, ampliar la señal y evitar interferencias. El WiFi es la forma más cómoda y práctica de conectarte a internet desde cualquier dispositivo y lugar de tu casa, pero también puede presentar algunos problemas de velocidad, estabilidad o seguridad. Por eso, te damos algunos consejos para mejorar tu WiFi y sacarle el máximo partido:
    • Optimiza tu router: el router es el dispositivo que se encarga de distribuir la señal de internet por tu casa, por lo que debes colocarlo en un lugar adecuado, preferiblemente en el centro de la vivienda, alejado de paredes, ventanas, electrodomésticos y otros objetos que puedan bloquear o interferir la señal. También debes mantenerlo limpio, ventilado y actualizado con el último firmware disponible.
    • Amplía la señal: si tu casa es muy grande o tiene varias plantas, es posible que la señal de tu router no llegue a todos los rincones, por lo que puedes recurrir a algunos dispositivos que te ayuden a extenderla, como los repetidores, los amplificadores, los PLC o los sistemas Mesh. Estos dispositivos se conectan al router y crean una red WiFi adicional o complementaria que mejora la cobertura y la velocidad de tu conexión.
    • Evita las interferencias: otro factor que puede afectar a la calidad de tu WiFi son las interferencias que pueden producirse por el uso de otros dispositivos que emiten ondas electromagnéticas, como los teléfonos inalámbricos, los microondas, los altavoces, las cámaras de seguridad o los mandos a distancia. Para evitarlas, puedes cambiar el canal de tu WiFi, que suele estar configurado por defecto en el 1, el 6 o el 11, y elegir uno menos saturado, como el 3, el 4, el 8 o el 9. También puedes cambiar la frecuencia de tu WiFi, que suele ser de 2,4 GHz o de 5 GHz, y optar por la que tenga menos interferencias y más velocidad.
  • ¿Te preguntas cuánto cuesta instalar WiFi en la casa? Te informamos sobre los gastos de instalación que pueden cobrarte las operadoras, las opciones para evitarlos o reducirlos y los requisitos técnicos que debes cumplir para tener WiFi en tu domicilio. Instalar WiFi en la casa es un proceso sencillo y rápido, pero también puede suponer un coste adicional que debes tener en cuenta a la hora de contratar una tarifa de internet. Estos son los principales aspectos que debes conocer sobre la instalación del WiFi:
    • Los gastos de instalación: son los que te pueden cobrar las operadoras por enviarte un técnico a tu casa para que te instale el router, la fibra óptica o el ADSL, y te configure la red WiFi. Estos gastos pueden variar según la compañía, la tarifa y la promoción que contrates, pero suelen oscilar entre los 0 y los 150 euros. Algunas operadoras te ofrecen la instalación gratis o con descuento si contratas una tarifa con permanencia, mientras que otras te permiten hacer la instalación tú mismo si contratas una tarifa sin permanencia.
    • Las opciones para evitarlos o reducirlos: si quieres ahorrar en los gastos de instalación, puedes optar por algunas alternativas que te ofrecen algunas operadoras, como las siguientes:
      • Contratar una tarifa con permanencia: algunas operadoras te ofrecen la instalación gratis o con descuento si te comprometes a permanecer con ellas durante un periodo de tiempo, que suele ser de 12 o 24 meses. Esta opción puede ser interesante si estás seguro de que no vas a cambiar de operador en ese tiempo, pero también implica una penalización si te das de baja antes de tiempo.
      • Hacer la instalación tú mismo: algunas operadoras te permiten hacer la instalación tú mismo si contratas una tarifa sin permanencia, lo que te ahorra el coste del técnico. Esta opción puede ser atractiva si tienes conocimientos técnicos o si la instalación es sencilla, pero también implica que tendrás que encargarte de todo el proceso y de resolver posibles incidencias.
      • Aprovechar las ofertas y promociones: algunas operadoras te ofrecen la instalación gratis o con descuento si contratas una tarifa con algún servicio adicional, como la telefonía móvil, la televisión o el antivirus. Esta opción puede ser ventajosa si te interesan esos servicios o si la oferta es muy buena, pero también implica que pagarás más por tu tarifa y que tendrás que estar atento a las condiciones y al periodo de vigencia de la promoción.
    • Los requisitos técnicos: son los que debes cumplir para poder tener WiFi en tu casa, como la cobertura, el router y la contraseña. Estos requisitos son los siguientes:
      • La cobertura: es el requisito más importante, ya que determina si puedes o no acceder a una determinada tecnología de conexión (fibra óptica, ADSL, 4G, etc.) y a qué velocidad. Para saber qué cobertura tienes en tu zona, puedes consultar los mapas de cobertura de cada operador o hacer una prueba de velocidad online.
      • El router: es el dispositivo que se encarga de distribuir la señal de internet por tu casa y de crear la red WiFi. Para tener WiFi en tu casa, necesitas un router que sea compatible con la tecnología de conexión que hayas contratado y que tenga la capacidad suficiente para soportar el número de dispositivos que vayas a conectar. Algunas operadoras te proporcionan el router gratis o con un coste reducido, mientras que otras te permiten usar tu propio router o comprar uno en el mercado.
      • La contraseña: es el código que te permite acceder a la red WiFi de tu casa y que garantiza la seguridad de tu conexión. Para tener WiFi en tu casa, necesitas una contraseña que sea fácil de recordar pero difícil de adivinar, que contenga letras, números y símbolos, y que la cambies periódicamente. Algunas operadoras te asignan una contraseña por defecto, que puedes modificar desde el panel de configuración del router, mientras que otras te permiten elegir tu propia contraseña desde el principio.

  • ¿No sabes qué se necesita para tener WiFi en casa? Te contamos qué elementos y condiciones son imprescindibles para disponer de una conexión WiFi en tu hogar, como la cobertura de fibra o ADSL, el router adecuado y una buena ubicación del mismo. Tener WiFi en casa es una necesidad para la mayoría de las personas, ya que permite acceder a internet desde cualquier dispositivo y lugar de la vivienda, sin necesidad de cables ni enchufes. Sin embargo, para tener WiFi en casa, se deben cumplir una serie de requisitos técnicos y prácticos, que son los siguientes:
    • La cobertura de fibra o ADSL: es el requisito más importante, ya que determina si puedes o no contratar una tarifa de internet con WiFi y a qué velocidad. La fibra óptica es la tecnología de conexión más rápida, estable y segura que existe en la actualidad, pero no está disponible en todas las zonas. El ADSL es la tecnología de conexión más antigua y extendida, pero también la más lenta e inestable. Para saber qué cobertura tienes en tu zona, puedes consultar los mapas de cobertura de cada operador o hacer una prueba de velocidad online.
    • El router adecuado: es el dispositivo que se encarga de distribuir la señal de internet por tu casa y de crear la red WiFi. Para tener WiFi en casa, necesitas un router que sea compatible con la tecnología de conexión que hayas contratado y que tenga la capacidad suficiente para soportar el número de dispositivos que vayas a conectar. Algunas operadoras te proporcionan el router gratis o con un coste reducido, mientras que otras te permiten usar tu propio router o comprar uno en el mercado.
    • La buena ubicación del router: es el factor que influye en la calidad y el alcance de la señal WiFi que emite el router. Para tener WiFi en casa, debes colocar el router en un lugar adecuado, preferiblemente en el centro de la vivienda, alejado de paredes, ventanas, electrodomésticos y otros objetos que puedan bloquear o interferir la señal. También debes mantenerlo limpio, ventilado y actualizado con el último firmware disponible.

Espero que este artículo te haya sido útil y que te haya ayudado a elegir el mejor internet y WiFi para tu casa.

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.