Skip to content

No me Llega el WiFi a Toda la Casa: Cómo Mejorar tu Señal

1

Introducción

Tabla de contenidos

Vivir en una era digital significa depender en gran medida de una conexión Wi-Fi estable. Sin embargo, es común enfrentar desafíos, como el frustrante problema de que “no me llega el wifi a toda la casa”. En este artículo, exploraremos las posibles razones detrás de este inconveniente y ofreceremos soluciones efectivas para mejorar la señal.

Factores que Afectan la Señal Wi-Fi

La ubicación del enrutador, obstáculos físicos en el hogar y las interferencias de otros dispositivos son factores clave que afectan la calidad de la señal Wi-Fi. Para abordar este problema, es esencial comprender cómo estos elementos influyen en la conexión.

Ubicación del Enrutador

El enrutador es el dispositivo que emite la señal Wi-Fi, por lo que su ubicación es crucial. Lo ideal es colocarlo en un lugar central y elevado, evitando las esquinas o los armarios. También se debe evitar que el enrutador esté cerca de objetos metálicos, espejos o ventanas, ya que estos pueden reflejar o bloquear la señal.

Obstáculos Físicos

Las paredes, los muebles, las plantas y otros objetos pueden obstaculizar la propagación de la señal Wi-Fi. Cuanto más densos sean los materiales, mayor será la atenuación de la señal. Por ejemplo, el hormigón, la madera y el ladrillo pueden reducir la señal en un 30%, 20% y 15%, respectivamente.

Interferencias de Otros Dispositivos

Los dispositivos electrónicos que emiten ondas de radio o microondas pueden interferir con la señal Wi-Fi, causando ruido o distorsión. Algunos ejemplos son los teléfonos inalámbricos, los hornos microondas, los monitores de bebés, los altavoces Bluetooth y las cámaras de seguridad. Para evitar estas interferencias, se recomienda alejar el enrutador de estos dispositivos o cambiar el canal Wi-Fi.

Soluciones Básicas para Mejorar la Conexión

Ubicar estratégicamente el enrutador, actualizar su firmware y optimizar los canales Wi-Fi son pasos iniciales cruciales. Estas acciones pueden marcar la diferencia, pero en casos más complejos, es posible que se necesite más que simples ajustes.

Ubicar Estratégicamente el Enrutador

Como se mencionó anteriormente, la ubicación del enrutador es fundamental para la calidad de la señal. Se debe buscar un lugar que ofrezca una cobertura óptima, teniendo en cuenta los factores que pueden afectar la señal. Si no es posible cambiar el enrutador de lugar, se puede intentar orientar sus antenas de forma que apunten hacia las zonas donde se necesita más señal.

Actualizar el Firmware del Enrutador

El firmware es el software que controla el funcionamiento del enrutador. Mantenerlo actualizado es importante para mejorar el rendimiento, la seguridad y la compatibilidad del dispositivo. Para actualizar el firmware, se debe acceder a la página web de configuración del enrutador, generalmente ingresando su dirección IP en el navegador. Allí, se debe buscar la opción de actualización y seguir las instrucciones.

Optimizar los Canales Wi-Fi

Los canales Wi-Fi son las bandas de frecuencia que utiliza el enrutador para transmitir la señal. Si hay muchos enrutadores cercanos que usan el mismo canal, puede haber congestión e interferencia, lo que reduce la calidad de la señal. Para evitar esto, se puede cambiar el canal Wi-Fi a uno menos saturado, usando una aplicación como [WiFi Analyzer] para escanear los canales disponibles y elegir el más adecuado.

Uso de Extensores de Wi-Fi

Los extensores de Wi-Fi, también conocidos como repetidores, son dispositivos eficaces para ampliar la cobertura. Exploraremos cómo funcionan y brindaremos consejos para una instalación efectiva, maximizando su rendimiento.

¿Qué son los Extensores de Wi-Fi?

Los extensores de Wi-Fi son dispositivos que captan la señal del enrutador y la retransmiten a zonas más alejadas, creando una red secundaria. De esta forma, se puede mejorar la señal en áreas donde el enrutador no llega o es débil. Los extensores se conectan a una toma de corriente y se configuran mediante un botón WPS o una aplicación móvil.

Consejos para Instalar un Extensores de Wi-Fi

Para instalar un extensor de Wi-Fi, se debe tener en cuenta lo siguiente:

  • Se debe elegir un lugar que reciba una buena señal del enrutador, pero que también esté cerca de la zona donde se quiere mejorar la cobertura. Si el extensor está demasiado lejos del enrutador, la señal que retransmitirá será de baja calidad. Si está demasiado cerca, no habrá mucha diferencia en la cobertura.
  • Se debe evitar colocar el extensor cerca de objetos que puedan interferir con la señal, como los mencionados anteriormente. También se debe evitar que el extensor esté en línea directa con el enrutador, ya que esto puede crear un efecto de eco que reduce la calidad de la señal.
  • Se debe configurar el extensor con el mismo nombre de red (SSID) y contraseña que el enrutador, para facilitar la conexión de los dispositivos. También se debe usar el mismo canal Wi-Fi que el enrutador, o uno que no esté muy cercano, para evitar interferencias.

Redes de Malla para Cobertura Total

Si buscas una solución integral, las redes de malla son una opción a considerar. Descubre cómo estas redes superan a otras soluciones en términos de cobertura y estabilidad de la conexión.

¿Qué son las Redes de Malla?

Las redes de malla son sistemas que consisten en un enrutador principal y varios nodos o satélites que se distribuyen por el hogar, creando una red única y uniforme. A diferencia de los extensores, los nodos se comunican entre sí y con el enrutador, optimizando la señal y el tráfico de datos. Además, los dispositivos se conectan automáticamente al nodo más cercano y con mejor señal, sin necesidad de cambiar de red manualmente.

Ventajas de las Redes de Malla

Las redes de malla ofrecen varias ventajas sobre otras soluciones, como:

  • Mayor cobertura: las redes de malla pueden cubrir áreas de hasta 500 m2, dependiendo del número y la ubicación de los nodos. Además, se pueden añadir más nodos si se necesita más cobertura, sin afectar el rendimiento de la red.
  • Mayor estabilidad: las redes de malla son más resistentes a las interferencias, los obstáculos y las caídas de señal, ya que los nodos se adaptan dinámicamente a las condiciones del entorno y eligen la ruta más eficiente para transmitir los datos.
  • Mayor velocidad: las redes de malla suelen usar la tecnología Wi-Fi 6, que permite velocidades de hasta 10 Gbps, y bandas de frecuencia de 2,4 GHz y 5 GHz, que ofrecen mayor ancho de banda y menor latencia. Además, algunos nodos tienen un puerto Ethernet, que permite conectar dispositivos por cable y aprovechar al máximo la velocidad de la red.

Amplificadores de Señal Wi-Fi

Los amplificadores de señal Wi-Fi son otra alternativa valiosa. Aprenderás cómo funcionan, cómo instalarlos y configurarlos para mejorar la señal en áreas problemáticas de tu hogar.

¿Qué son los Amplificadores de Señal Wi-Fi?

Los amplificadores de señal Wi-Fi son dispositivos que se conectan directamente al enrutador mediante un cable Ethernet, y que emiten una señal más potente y de mayor alcance. A diferencia de los extensores, los amplificadores no crean una red secundaria, sino que amplían la red existente, manteniendo el mismo nombre y contraseña. Los amplificadores se pueden colocar en cualquier lugar que tenga una toma de corriente y un puerto Ethernet.

Consejos para Instalar un Amplificador de Señal Wi-Fi

Para instalar un amplificador de señal Wi-Fi, se debe tener en cuenta lo siguiente:

  • Se debe elegir un lugar que esté cerca de la zona donde se quiere mejorar la señal, pero que también tenga una toma de corriente y un puerto Ethernet. Si no hay un puerto Ethernet disponible, se puede usar un adaptador de red eléctrica (PLC), que permite transmitir la señal por el cableado eléctrico del hogar.
  • Se debe conectar el amplificador al enrutador mediante un cable Ethernet, y enchufarlo a la toma de corriente. El amplificador se sincronizará automáticamente con el enrutador y empezará a emitir la señal amplificada.
  • Se debe verificar que la señal sea suficiente y estable en la zona deseada, usando una aplicación como [WiFi Analyzer] o un dispositivo como [NetSpot]. Si no es así, se puede intentar cambiar el amplificador de lugar o ajustar sus antenas.

Optimización de Dispositivos Conectados

La eficiencia de los dispositivos conectados también influye en la calidad de la conexión Wi-Fi. Ofreceremos consejos para mejorar su rendimiento y discutiremos la importancia de actualizar adaptadores Wi-Fi.

Consejos para Optimizar los Dispositivos Conectados

Para optimizar los dispositivos conectados, se puede seguir estas recomendaciones:

  • Mantener los dispositivos actualizados: los sistemas operativos y las aplicaciones pueden tener actualizaciones que mejoren la compatibilidad y la seguridad de la conexión Wi-Fi. Se debe revisar periódicamente si hay actualizaciones disponibles y descargarlas.
  • Cerrar las aplicaciones que no se usan: las aplicaciones que se ejecutan en segundo plano pueden consumir recursos y ancho de banda, lo que puede afectar la velocidad y la estabilidad de la conexión. Se debe cerrar las aplicaciones que no se necesiten o limitar su uso de datos.
  • Desactivar el Wi-Fi cuando no se use: el Wi-Fi consume batería y puede generar interferencias con otros dispositivos. Si no se necesita la conexión, se puede desactivar el Wi-Fi para ahorrar energía y evitar posibles problemas.

Actualización de Adaptadores Wi-Fi

Los adaptadores Wi-Fi son los componentes que permiten a los dispositivos recibir y enviar la señal Wi-Fi. Estos adaptadores pueden tener diferentes estándares y capacidades, que determinan la velocidad y la calidad de la conexión. Por ejemplo, el estándar Wi-Fi 6 es el más reciente y avanzado, que ofrece velocidades de hasta 10 Gbps y mayor eficiencia energética.

Si los dispositivos tienen adaptadores Wi-Fi antiguos o defectuosos, puede ser conveniente actualizarlos o reemplazarlos por unos más modernos y potentes. Esto puede mejorar significativamente la experiencia de conexión, especialmente si se usa una red de malla o un amplificador de señal Wi-Fi.

Herramientas para Medir la Intensidad de la Señal

Conoce las aplicaciones y dispositivos útiles para medir la intensidad de la señal Wi-Fi. Interpretaremos los resultados y proporcionaremos pautas sobre cómo mejorar según los hallazgos.

Aplicaciones para Medir la Intensidad de la Señal

Existen varias aplicaciones para medir la intensidad de la señal Wi-Fi, tanto para dispositivos móviles como para ordenadores. Estas aplicaciones suelen mostrar la intensidad de la señal en decibelios milivatio (dBm), que es una medida de la potencia de la señal. Cuanto más alto sea el valor, más fuerte será la señal. Por ejemplo, una señal de -30 dBm es excelente, mientras que una de -90 dBm es muy débil.

Algunas de las aplicaciones más populares y recomendadas son:

  • [WiFi Analyzer]: es una aplicación gratuita para Android que muestra la intensidad de la señal Wi-Fi en tiempo real, así como los canales y las redes disponibles. También ofrece consejos para optimizar la conexión y mejorar la cobertura.
  • [Network Analyzer]: es una aplicación gratuita para iOS que ofrece funciones similares a WiFi Analyzer, además de otras herramientas como un escáner de red, un test de velocidad y un ping.
  • [inSSIDer]: es una aplicación de pago para Windows y Mac que permite analizar la señal Wi-Fi con más detalle y precisión, mostrando gráficos, estadísticas y recomendaciones. También tiene una versión gratuita con funciones limitadas.

Dispositivos para Medir la Intensidad de la Señal

Además de las aplicaciones, existen dispositivos específicos para medir la intensidad de la señal Wi-Fi, que suelen ofrecer resultados más fiables y profesionales. Estos dispositivos se conectan al ordenador mediante un puerto USB y captan la señal Wi-Fi, mostrando los datos en una pantalla o en una aplicación.

Algunos de los dispositivos más populares y recomendados son:

  • [NetSpot]: es un dispositivo que se conecta al ordenador y permite realizar un análisis completo de la señal Wi-Fi, mostrando mapas de calor, gráficos y estadísticas. También ofrece consejos para mejorar la conexión y la cobertura. Tiene un precio de 49 euros.
  • [Wi-Spy]: es un dispositivo que se conecta al ordenador y permite realizar un análisis avanzado de la señal Wi-Fi, mostrando espectrogramas, histogramas y tablas. También ofrece consejos para optimizar la conexión y la cobertura. Tiene un precio de 199 dólares.
  • [WiFi Explorer Pro]: es un dispositivo que se conecta al ordenador y permite realizar un análisis simple de la señal Wi-Fi, mostrando la intensidad, el canal y la red. También ofrece consejos para mejorar la conexión y la cobertura. Tiene un precio de 19,99 dólares.

Cómo Interpretar y Mejorar los Resultados

Para interpretar y mejorar los resultados de la medición de la intensidad de la señal Wi-Fi, se puede seguir estos pasos:

  • Realizar un test de velocidad: el test de velocidad es una herramienta que mide la velocidad de descarga y de subida de la conexión Wi-Fi, así como la latencia o el tiempo de respuesta. Estos datos pueden indicar el rendimiento y la calidad de la conexión. Se puede realizar un test de velocidad usando una aplicación como [Speedtest] o una página web como [Fast].
  • Comparar los resultados con el plan contratado: se debe comparar la velocidad obtenida con la velocidad contratada con el proveedor de servicios. Si hay una gran diferencia, puede haber un problema con el enrutador, el proveedor o la configuración de la red. Se debe contactar con el proveedor para verificar el estado del servicio y solicitar una solución.
  • Medir la intensidad de la señal en diferentes puntos: se debe medir la intensidad de la señal Wi-Fi en diferentes puntos del hogar, usando una aplicación o un dispositivo. Se debe anotar los valores obtenidos y observar si hay zonas con una señal muy débil o inexistente. Estas zonas pueden ser candidatas para instalar un extensor, un amplificador o un nodo de una red de malla.
  • Cambiar el canal Wi-Fi si hay interferencias: se debe verificar si hay otros enrutadores o dispositivos que usen el mismo canal Wi-Fi que el nuestro, lo que puede causar interferencias y reducir la calidad de la señal. Se puede cambiar el canal Wi-Fi a uno menos saturado, usando una aplicación como [WiFi Analyzer] o accediendo a la página web de configuración del enrutador.
  • Repetir el test de velocidad y la medición de la intensidad: se debe repetir el test de velocidad y la medición de la intensidad de la señal Wi-Fi después de realizar los cambios o las mejoras, para comprobar si hay una diferencia significativa. Si no es así, se puede intentar otras soluciones o consultar con un experto.

Consejos para Mantener una Conexión Estable

Evitar la saturación de la red y programar reinicios periódicos son prácticas importantes para mantener una conexión estable a largo plazo. Descubre cómo implementar estos consejos de manera efectiva.

Evitar la Saturación de la Red

La saturación de la red se produce cuando hay demasiados dispositivos o aplicaciones que consumen mucho ancho de banda, lo que puede ralentizar o interrumpir la conexión. Para evitar la saturación de la red, se puede seguir estas recomendaciones:

  • Limitar el número de dispositivos conectados: se debe evitar conectar más dispositivos de los necesarios, especialmente si se trata de dispositivos que requieren mucha velocidad, como los que transmiten vídeo o audio en alta definición. Se puede desconectar los dispositivos que no se usen o activar el modo avión cuando no se necesite la conexión.
  • Priorizar el uso de datos: se debe priorizar el uso de datos según la importancia o la urgencia de las actividades que se realizan. Por ejemplo, se puede pausar o cancelar las descargas o las actualizaciones que no sean esenciales, o reducir la calidad de las transmisiones de vídeo o audio. También se puede usar el modo ahorro de datos en las aplicaciones que lo tengan, o configurar el enrutador para asignar más ancho de banda a los dispositivos o aplicaciones más importantes.
  • Usar el Wi-Fi de 5 GHz si es posible: se debe usar el Wi-Fi de 5 GHz si el enrutador y los dispositivos lo soportan, ya que ofrece mayor velocidad y menor interferencia que el Wi-Fi de 2,4 GHz. Se puede cambiar la banda de frecuencia en la página web de configuración del enrutador o en los ajustes de los dispositivos.

Programar Reinicios Periódicos

Los reinicios periódicos son una forma de mantener la conexión estable y evitar posibles fallos o errores. Al reiniciar el enrutador, se borra la memoria caché, se renueva la dirección IP y se restablece la configuración. Esto puede mejorar el rendimiento, la seguridad y la compatibilidad de la conexión.

Para programar reinicios periódicos, se puede seguir estos pasos:

  • Acceder a la página web de configuración del enrutador, generalmente ingresando su dirección IP en el navegador.
  • Buscar la opción de reinicio o reboot, que suele estar en el menú de administración o de mantenimiento.
  • Elegir la frecuencia y el horario de los reinicios, preferiblemente en horas de poca actividad o cuando no se use la conexión.
  • Guardar los cambios y salir de la página.

Consulta con el Proveedor de Servicios

En algunos casos, el problema puede residir en el proveedor de servicios. Revisaremos los planes y opciones disponibles, así como posibles actualizaciones de hardware que podrían mejorar la situación.

Planes y Opciones Disponibles

El plan que se contrata con el proveedor de servicios determina la velocidad y el ancho de banda de la conexión Wi-Fi, así como el precio y las condiciones del servicio. Se debe revisar el plan actual y compararlo con otros planes que ofrezca el proveedor, para ver si hay alguna opción más conveniente o ventajosa.

Algunos aspectos que se deben tener en cuenta al elegir un plan son:

  • La velocidad: se debe elegir una velocidad que se adapte a las necesidades y al uso que se le da a la conexión. Por ejemplo, si se usan muchos dispositivos o se realizan actividades que requieren mucha velocidad, como ver vídeos en streaming o jugar en línea, se puede optar por un plan de alta velocidad, que puede ofrecer hasta 1 Gbps o más. Si se usa la conexión para actividades más básicas, como navegar por internet o enviar correos electrónicos, se puede optar por un plan de baja o media velocidad, que puede ofrecer entre y 100 Mbps a 10GB.
  • El ancho de banda: se debe elegir un ancho de banda que sea suficiente para el número de dispositivos y aplicaciones que se conectan a la red. El ancho de banda es la cantidad de datos que se pueden transmitir por la red en un tiempo determinado, y se mide en megabits por segundo (Mbps). Si el ancho de banda es insuficiente, la conexión puede ralentizarse o interrumpirse. Algunos proveedores ofrecen planes con ancho de banda ilimitado, mientras que otros tienen planes con ancho de banda limitado o con restricciones según el horario o el tipo de actividad.
  • El precio: se debe elegir un precio que se ajuste al presupuesto y que sea acorde con la calidad y la cantidad del servicio. Se debe comparar el precio de los diferentes planes y ver si hay ofertas, descuentos o promociones que puedan reducir el costo. También se debe tener en cuenta el costo de instalación, mantenimiento y cancelación del servicio, así como los posibles cargos adicionales o penalizaciones.

Actualizaciones de Hardware

El hardware que se usa para la conexión Wi-Fi también puede influir en la calidad y la velocidad de la misma. El hardware incluye el enrutador, el módem, los cables y los adaptadores Wi-Fi. Si el hardware es antiguo, defectuoso o incompatible, puede ser conveniente actualizarlo o reemplazarlo por uno más moderno y potente.

Para actualizar el hardware, se puede seguir estos pasos:

  • Contactar con el proveedor de servicios y solicitar una revisión del hardware actual, para ver si hay alguna actualización o mejora disponible. Algunos proveedores ofrecen el hardware de forma gratuita o a un precio reducido, mientras que otros cobran un alquiler o una compra.
  • Elegir el hardware que se adapte a las necesidades y al plan contratado, teniendo en cuenta las características y las especificaciones técnicas. Por ejemplo, se puede elegir un enrutador que tenga la tecnología Wi-Fi 6, que ofrezca mayor velocidad y eficiencia, o que tenga varias antenas, que ofrezcan mayor cobertura y estabilidad.
  • Instalar el hardware siguiendo las instrucciones del proveedor o de un técnico especializado, y configurarlo según las preferencias y las necesidades. Se debe verificar que el hardware funcione correctamente y que la conexión sea óptima.

Testimonios de Usuarios

Exploraremos experiencias reales de usuarios que han enfrentado problemas de conexión y descubriremos las soluciones que funcionaron para ellos. La perspectiva del usuario puede ofrecer ideas valiosas.

Caso 1: Ana

Ana vive en un piso de 80 m2 con su pareja y sus dos hijos. Tiene contratado un plan de 300 Mbps con su proveedor de servicios, y usa la conexión Wi-Fi para trabajar desde casa, ver series en Netflix y jugar en línea. Sin embargo, a menudo se queja de que la conexión es lenta o se corta, especialmente en las habitaciones más alejadas del enrutador.

Ana decidió medir la intensidad de la señal Wi-Fi en los diferentes puntos de su hogar, usando la aplicación [WiFi Analyzer]. Descubrió que la señal era muy débil en las habitaciones, y que había muchos enrutadores cercanos que usar el cable Ethernet: se puede usar el cable Ethernet para conectar los dispositivos que requieran una conexión más rápida y estable, como los ordenadores, las consolas o los televisores. El cable Ethernet ofrece una velocidad y una seguridad superiores al Wi-Fi, y evita las posibles interferencias o pérdidas de señal. El cable Ethernet se conecta al puerto Ethernet del enrutador y al puerto Ethernet del dispositivo.

Programar Reinicios Periódicos

Los reinicios periódicos son una forma de mantener la conexión Wi-Fi en buen estado, ya que ayudan a limpiar la memoria y el caché del enrutador, a resolver posibles errores o conflictos, y a actualizar la configuración de la red. Para programar reinicios periódicos, se puede seguir estos pasos:

  • Acceder a la página web de configuración del enrutador, generalmente ingresando su dirección IP en el navegador. Allí, se debe buscar la opción de reinicio o reboot, y seleccionar la frecuencia y el horario que se prefiera. Por ejemplo, se puede programar un reinicio cada semana a las 3 de la madrugada, cuando no se use la conexión.
  • Si el enrutador no tiene la opción de programar reinicios, se puede usar un temporizador o un enchufe inteligente, que permiten controlar el encendido y el apagado del enrutador según el horario que se establezca. Se debe conectar el enrutador al temporizador o al enchufe inteligente, y programar el horario de reinicio deseado.
  • Se debe verificar que el reinicio se realice correctamente, y que la conexión se restablezca sin problemas. Si hay algún inconveniente, se puede ajustar el horario o la frecuencia de los reinicios, o contactar con el proveedor de servicios para solicitar asistencia.

Consulta con el Proveedor de Servicios

En algunos casos, el problema puede residir en el proveedor de servicios. Revisaremos los planes y opciones disponibles, así como posibles actualizaciones de hardware que podrían mejorar la situación.

Revisar el Plan Contratado

El plan contratado con el proveedor de servicios puede influir en la calidad y la velocidad de la conexión Wi-Fi. Se debe revisar el plan contratado y compararlo con otros planes disponibles, para ver si hay alguna opción más conveniente o ventajosa. Algunos aspectos a tener en cuenta son:

  • La velocidad: la velocidad es la capacidad de transmitir datos por la red, y se mide en megabits por segundo (Mbps) o gigabits por segundo (Gbps). La velocidad puede variar según el tipo de conexión, el número de dispositivos conectados, el uso de datos y otros factores. Se debe elegir una velocidad que se adapte a las necesidades y al presupuesto de cada usuario.
  • El ancho de banda: el ancho de banda es la cantidad de datos que se pueden transmitir por la red en un periodo de tiempo, y se mide en gigabytes (GB) o terabytes (TB). El ancho de banda puede ser ilimitado o limitado, dependiendo del plan contratado. Si el ancho de banda es limitado, se debe controlar el consumo de datos, ya que si se supera el límite, se puede reducir la velocidad o cobrar un cargo adicional.
  • La cobertura: la cobertura es el área geográfica donde se puede acceder a la red, y depende de la infraestructura y la tecnología del proveedor de servicios. La cobertura puede variar según la ubicación, el clima y otros factores. Se debe elegir un proveedor que ofrezca una buena cobertura en el lugar donde se vive o se trabaja, y que tenga un buen servicio al cliente.

Solicitar una Actualización de Hardware

El hardware es el conjunto de dispositivos y componentes que permiten la conexión Wi-Fi, como el enrutador, el módem, el cableado y las antenas. El hardware puede tener diferentes características y capacidades, que determinan el rendimiento y la calidad de la conexión. Si el hardware es antiguo o defectuoso, puede ser conveniente solicitar una actualización o un reemplazo al proveedor de servicios. Algunos aspectos a tener en cuenta son:

  • El enrutador: el enrutador es el dispositivo que emite la señal Wi-Fi, y puede tener diferentes estándares y tecnologías, que ofrecen diferentes velocidades y coberturas. Por ejemplo, el estándar Wi-Fi 6 es el más reciente y avanzado, que ofrece velocidades de hasta 10 Gbps y mayor eficiencia energética. Si el enrutador es antiguo o no es compatible con el plan contratado, se puede solicitar al proveedor que lo cambie por uno más moderno y potente.
  • El módem: el módem es el dispositivo que se conecta a la línea telefónica o de cable, y que permite acceder a Internet. El módem puede tener diferentes tipos y velocidades, dependiendo del tipo de conexión. Por ejemplo, el tipo de conexión más rápido y estable es la fibra óptica, que ofrece velocidades de hasta 1 Gbps. Si el módem es antiguo o no es compatible con el tipo de conexión, se puede solicitar al proveedor que lo cambie por uno más adecuado.
  • El cableado y las antenas: el cableado y las antenas son los componentes que conectan el módem con el enrutador, y que permiten transmitir la señal Wi-Fi. El cableado y las antenas pueden tener diferentes calidades y longitudes, que influyen en la potencia y el alcance de la señal. Si el cableado o las antenas están dañados o son insuficientes, se puede solicitar al proveedor que los revise o los reemplace por unos más óptimos.

Testimonios de Usuarios

Exploraremos experiencias reales de usuarios que han enfrentado problemas de conexión y descubriremos las soluciones que funcionaron para ellos. La perspectiva del usuario puede ofrecer ideas valiosas.

Testimonio 1: Ana, de Madrid

Ana vive en un piso de 80 m2 con su pareja y sus dos hijos. Tiene contratado un plan de 300 Mbps con fibra óptica, y usa la conexión Wi-Fi para trabajar desde casa, ver series en streaming, jugar online y hacer videollamadas. Sin embargo, Ana se queja de que la señal Wi-Fi es muy débil en algunas habitaciones, y que la conexión se corta o se ralentiza con frecuencia.

Ana decidió medir la intensidad de la señal Wi-Fi con la aplicación [WiFi Analyzer], y descubrió que el enrutador estaba en un lugar poco adecuado, cerca de una ventana y de un horno microondas. También se dio cuenta de que el enrutador estaba usando el mismo canal que otros enrutadores cercanos, lo que causaba interferencias.

Ana decidió cambiar el enrutador de lugar, colocándolo en un sitio más central y elevado, y lejos de objetos que pudieran bloquear o reflejar la señal. También cambió el canal Wi-Fi a uno menos saturado, usando la página web de configuración del enrutador. Después de hacer estos cambios, Ana notó una mejora significativa en la calidad y la estabilidad de la señal Wi-Fi, y pudo disfrutar de una conexión más rápida y fluida.

Testimonio 2: Carlos, de Barcelona

Carlos vive en una casa de dos plantas de 150 m2 con su esposa y su hija. Tiene contratado un plan de 600 Mbps con fibra óptica, y usa la conexión Wi-Fi para teletrabajar, estudiar, navegar por Internet y ver vídeos en YouTube. Sin embargo, Carlos se queja de que la señal Wi-Fi no llega bien a la planta superior, y que la conexión se pierde o se vuelve muy lenta.

Carlos decidió medir la intensidad de la señal Wi-Fi con el dispositivo [NetSpot], y descubrió que la señal era muy débil o inexistente en algunas zonas de la planta superior, especialmente en el dormitorio y el baño. También se dio cuenta de que el enrutador estaba en la planta baja, y que había muchos obstáculos físicos que impedían la propagación de la señal, como paredes, muebles y plantas.

Carlos decidió instalar un extensor de Wi-Fi en la planta superior, eligiendo un lugar que recibiera una buena señal del enrutador, pero que también estuviera cerca de las zonas donde quería mejorar la cobertura. También configuró el extensor con el mismo nombre de red y contraseña que el enrutador, y usó el mismo canal Wi-Fi. Después de hacer estos cambios, Carlos notó una mejora notable en la calidad y la estabilidad de la señal Wi-Fi, y pudo acceder a Internet sin problemas desde cualquier parte de la casa.

¿Qué es el Wi-Fi 6?

El Wi-Fi 6 es el nombre que recibe el estándar 802.11ax, que es la última generación de la tecnología inalámbrica Wi-Fi. El Wi-Fi 6 ofrece varias ventajas sobre los estándares anteriores, como:

  • Mayor velocidad: el Wi-Fi 6 puede alcanzar velocidades de hasta 10 Gbps, lo que supone un aumento de hasta el 40% respecto al Wi-Fi 5 (802.11ac). Esto se debe a que el Wi-Fi 6 utiliza técnicas como el OFDMA, el MU-MIMO y el BSS Color para mejorar la eficiencia y el rendimiento de la transmisión de datos.
  • Mayor capacidad: el Wi-Fi 6 puede soportar hasta cuatro veces más dispositivos conectados simultáneamente que el Wi-Fi 5, lo que reduce la congestión y la interferencia de la red. Esto se debe a que el Wi-Fi 6 utiliza el TWT (Target Wake Time) para optimizar el uso de la batería y el tiempo de actividad de los dispositivos, y el 1024-QAM para aumentar el ancho de banda y la densidad de datos.
  • Mayor seguridad: el Wi-Fi 6 incorpora el protocolo WPA3, que es el más avanzado y seguro para proteger la conexión Wi-Fi. El WPA3 ofrece funciones como el SAE (Simultaneous Authentication of Equals), que evita los ataques de fuerza bruta, y el OWE (Opportunistic Wireless Encryption), que cifra el tráfico de datos.

Como ves existen muchas posibilidades de mejorar nuestro wifi ante cualquier fallo, dejame un comentario si necesitas más ayuda.

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Autor

1 comentario
  1. […] ha cambiado por completo la forma de conectarnos. Con un smartphone 5G, podrás disfrutar de una velocidad de navegación, descarga y transmisión impresionante, una calidad de imagen y sonido excepcional y una latencia […]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.