Skip to content

Starlink precios: todo lo que necesitas saber sobre el Internet por satélite de SpaceX

1

¿Te imaginas tener una conexión a Internet de alta velocidad y baja latencia en cualquier lugar del mundo? ¿Sin depender de las infraestructuras terrestres, los cables o las antenas? ¿Sin contratos, sin permanencias, sin límites de datos?

Pues eso es lo que promete Starlink, el ambicioso proyecto de SpaceX para crear una red global de Internet por satélite. Starlink pretende revolucionar el acceso a la información y la comunicación, especialmente en las zonas rurales y remotas donde las opciones actuales son escasas o inexistentes.

Pero, ¿cómo funciona Starlink? ¿Qué ventajas e inconvenientes tiene? ¿Cuánto cuesta contratarlo? ¿Qué necesitas para disfrutarlo? ¿Cuándo estará disponible en España?

En este artículo vamos a responder a todas estas preguntas y más. Si quieres saber todo lo que necesitas saber sobre Starlink precios, sigue leyendo y descubre por qué el Internet por satélite de SpaceX puede ser una opción interesante para ti.

¿Qué es Starlink y cómo funciona?

Starlink es el nombre que recibe el servicio de Internet por satélite que ofrece SpaceX, la empresa fundada por Elon Musk, conocido por ser el CEO de Tesla y uno de los empresarios más innovadores y visionarios del mundo.

El objetivo de Starlink es proporcionar una conexión a Internet de banda ancha, alta velocidad y baja latencia a cualquier lugar del planeta, utilizando una constelación de miles de satélites que orbitan la Tierra a una altura muy baja (entre 550 y 1200 km).

Estos satélites se comunican entre sí mediante láseres ópticos y envían y reciben señales desde estaciones terrestres. Los usuarios pueden acceder al servicio mediante una antena parabólica especial llamada “Starlink Dish” o “Dishy McFlatface”, que se conecta a un router Wi-Fi y se instala en el exterior de la vivienda o el lugar donde se quiera tener Internet.

La principal ventaja de Starlink frente a otros servicios de Internet por satélite es que al estar los satélites más cerca de la superficie terrestre, se reduce la latencia o el tiempo que tarda la señal en viajar desde el origen al destino. Esto permite realizar actividades como streaming, videollamadas o juegos en línea sin problemas ni retrasos.

Además, Starlink ofrece una velocidad de descarga promedio de 130 Mbps, oscilando entre 50 y 200 Mbps dependiendo de la ubicación y las condiciones atmosféricas. Esto es mucho más rápido que la mayoría de las conexiones rurales o móviles disponibles actualmente.

Otra ventaja de Starlink es que no requiere contratos ni permanencias, sino que se paga una cuota mensual fija que se puede cancelar en cualquier momento. También se puede pausar y reanudar el servicio según las necesidades del usuario, e incluso viajar con él a cualquier lugar donde Starlink esté disponible.

Por supuesto, Starlink también tiene algunos inconvenientes o limitaciones que hay que tener en cuenta. Por ejemplo:

  • El servicio aún está en fase beta y puede sufrir interrupciones o variaciones de rendimiento.
  • El servicio aún no está disponible en todo el mundo ni en todas las zonas geográficas. Actualmente solo se puede contratar en algunos países como Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Alemania o Australia.
  • El servicio requiere una vista clara del cielo para poder establecer conexión con los satélites. Esto significa que puede haber problemas si hay obstáculos como árboles, edificios o montañas que bloqueen la señal.
  • El servicio tiene un impacto ambiental y espacial considerable. Los satélites pueden generar contaminación lumínica y dificultar la observación astronómica. También pueden generar residuos orbitales al finalizar su vida útil o colisionar con otros objetos espaciales.

¿Cuánto cuesta Starlink?

Starlink tiene un precio fijo para todos los países donde está disponible. El precio se compone de dos partes: el pago inicial por el equipo y la cuota mensual por el servicio.

El equipo necesario para acceder a Starlink incluye la antena parabólica, el router Wi-Fi, los cables y la base. El precio del equipo es de 450 €, que se paga una sola vez al hacer el pedido.

La cuota mensual por el servicio es de 70 € al mes, que se paga mediante tarjeta de crédito o débito. Esta cuota incluye el acceso ilimitado a Internet por satélite sin restricciones de datos ni velocidad.

Además, Starlink ofrece una garantía de devolución de dinero de 30 días. Esto significa que si no estás satisfecho con el servicio, puedes devolver el equipo y obtener un reembolso completo.

Por lo tanto, el coste total de Starlink durante el primer año sería de 1290 € (450 € + 70 € x 12 meses). A partir del segundo año, solo se pagaría la cuota mensual de 70 €, lo que supondría un coste anual de 840 €.

Estos precios pueden parecer elevados en comparación con otros servicios de Internet terrestres o móviles, pero hay que tener en cuenta que Starlink ofrece una conexión de alta velocidad y baja latencia en zonas donde otras opciones son escasas o inexistentes. Además, Starlink no tiene contratos ni permanencias, lo que permite al usuario tener más flexibilidad y control sobre su gasto.

¿Qué necesitas para contratar Starlink?

Para contratar Starlink, lo primero que tienes que hacer es comprobar si el servicio está disponible en tu zona. Para ello, puedes entrar en la página web oficial de Starlink (https://www.starlink.com/) y hacer clic en el botón “CONSULTAR DISPONIBILIDAD”.

Allí tendrás que introducir tu dirección de servicio y tu correo electrónico. Si Starlink está disponible en tu zona, podrás hacer el pedido del equipo y pagar el precio inicial de 450 €. Si Starlink aún no está disponible en tu zona, podrás reservar tu lugar en la lista de espera pagando un depósito reembolsable de 99 €.

Una vez que hayas hecho el pedido o la reserva, tendrás que esperar a recibir el kit de Starlink en tu domicilio. El tiempo de espera puede variar según la demanda y la disponibilidad del servicio. Según la web oficial de Starlink, los pedidos actuales se entregarán entre mediados y finales de 2022.

Cuando recibas el kit de Starlink, tendrás que instalarlo siguiendo las instrucciones que vienen en la caja o en la app de Starlink. La instalación es sencilla y no requiere herramientas ni conocimientos técnicos. Solo tienes que encontrar un lugar adecuado para colocar la antena parabólica, conectarla al router Wi-Fi y a una fuente de alimentación, y apuntarla hacia el cielo.

La app de Starlink te ayudará a encontrar la mejor ubicación y orientación para la antena parabólica. También te permitirá personalizar tus ajustes, recibir actualizaciones, acceder a la sección de asistencia y ver datos de rendimiento, velocidad, latencia y tiempo de actividad.

Una vez que hayas instalado el kit de Starlink, podrás disfrutar del servicio de Internet por satélite sin problemas. Recuerda que puedes cancelar el servicio en cualquier momento si no estás satisfecho o si quieres cambiar de ubicación.

¿Cuándo estará disponible Starlink en España?

Starlink ya está disponible en España desde noviembre de 2021. Sin embargo, aún se encuentra en fase beta y solo se puede contratar mediante reserva previa. Según la web oficial de Starlink, los usuarios españoles pueden reservar su lugar en la lista de espera pagando un depósito reembolsable de 99 €. Los pedidos actuales se entregarán entre mediados y finales de 2022.

No obstante, hay que tener en cuenta que la disponibilidad del servicio dependerá también de las autorizaciones regulatorias y las condiciones atmosféricas. Además, Starlink necesita una vista clara del cielo para poder establecer conexión con los satélites, lo que puede limitar su uso en algunas zonas geográficas o climáticas.

Si quieres estar al día con las novedades de Starlink en España, puedes suscribirte a su boletín informativo mediante tu correo electrónico. Así recibirás las últimas noticias sobre el servicio, la cobertura, el precio y la fecha de entrega.

Opinión sobre Starlink

Starlink es un servicio de Internet por satélite que ofrece una serie de ventajas y desventajas que hay que valorar antes de contratarlo. Por un lado, Starlink ofrece una conexión de alta velocidad y baja latencia en zonas donde otras opciones son escasas o inexistentes. Por otro lado, Starlink tiene un precio elevado, una disponibilidad limitada y un impacto ambiental y espacial considerable.

La opinión sobre Starlink dependerá en gran medida de las necesidades y expectativas de cada usuario. Para algunos, Starlink puede ser una solución ideal para acceder a Internet en lugares remotos o rurales donde no hay otras alternativas. Para otros, Starlink puede ser una opción demasiado cara o innecesaria si ya cuentan con una conexión terrestre o móvil suficiente.

En cualquier caso, Starlink es un proyecto innovador y ambicioso que pretende democratizar el acceso a la información y la comunicación a nivel global. Starlink es una muestra más de la visión y el talento de Elon Musk y SpaceX, que siguen apostando por el desarrollo y la exploración espacial.

Si quieres probar Starlink por ti mismo, puedes hacer tu reserva en su página web y esperar a recibir el kit de instalación. Recuerda que tienes 30 días para devolverlo si no estás satisfecho con el servicio. También puedes consultar las opiniones de otros usuarios que ya han probado Starlink en diferentes países y zonas.

Starlink es el Internet por satélite del futuro. ¿Te animas a probarlo?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Autor

1 comentario
  1. […] eso es lo que promete Starlink, el ambicioso proyecto de SpaceX para crear una red global de Internet por satélite. Starlink […]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.